miércoles, junio 23, 2010

lunes, junio 07, 2010

viernes, junio 04, 2010

martes, junio 01, 2010

El día en que lo entiendas



Tenemos la costumbre de intentar poner orden a nuestras vidas. Como si ello fuese una obligación.
Nos han educado para tener nuestra jodida vida ordenada y perfectamente organizada.
Desde un tenedor que no esta en su sitio, la ropa en el armario, la persona que queremos...
Todo ello debe estar donde nosotros queremos o donde ellos nos dicen que debe estar.
Cajas, estanterías, cajones, un puto hueco en mi corazón.
Como si cada cosa en nuestras vidas tuviese la obligación de estar en un sitio y en su momento preciso.
No dejar nada al azar.

Nunca nos paramos a pensar en el ciclo natural de las cosas, que cada cosa necesita su propio momento.
Si algo esta ahí, es porque debe estar ahí. Por algún motivo, pero esta ahí.
Aunque no sepamos porque, pero debe estar ahí.
Y estará el tiempo preciso, ni un puto segundo de mas ni por supuesto de menos.
Pelear contra eso solo nos causara dolor.
Deja que las cosas lleven su ritmo y ocupen su lugar ellas solitas.