domingo, diciembre 06, 2009

Close to You

Ultimamente no hago mas que sacar gente movida o en movimiento, quizas porque no me gusta mucho el retrato. Ni me gusta ni se me da bien. Quizas por ello intento sacar a la gente sin querer, como por sorpresa.
Me gusta mas sacar a la gente en su entorno, sin posar. Dejandola vivir su vida.
Me doy cuenta despues de las diagonales, de las fugas, de las lineas, de donde se nos va la vista cuando vemos una foto, del orden que seguimos al ver una imagen.
Creo que todos empezamos a ver las fotos por el mismo sitio, al igual que empezaramos un libro siempre por la primera pagina.
Primero vemos a los tipos de las bicis, recorremos la avenida hasta el infinito de la derecha y retrocedemos porteriormente para damos una vuelta por los edificios para ver sus ventanas.
No lo has hecho tu asi?

El ultimo de Gun / Popkiller.


5 comentarios:

Marta Arias dijo...

¡Pues no me quedan retratos "clásicos" por hacer hasta llegar a ese estatus!

p.d. ¿cortarle la rueda al caballero de la foto es aplicable a las broncas que nos echabas por cortar pies y manos? al fin y al cabo es la extremidad de la bici...

jojojo

Everything You Know Is Wrong dijo...

Marti, una rueda es una rueda. Una mano o una pierna por debajo de la rodilla es otra cosa.
Aun tengo pendiente echarle la bronca a tu amiga pòr cortarte la mano en tu retrato...

Un beso guapa.

Alberto Tallón dijo...

Yo me he ido de las bicis a la ventana superior y de ahí, todo directo hasta al final de la calle... con lo bonito que es ir por ahí mutilando gente...

Everything You Know Is Wrong dijo...

No me lo creo Alberto T.
Seguro que te has recorrido la avenida a toda velocidad hasta el final... donde aquel semaforo en verde.

Malvada Bruja del Norte dijo...

No, he visto a los tipos de la bici, y luego he subido a tu voz. He leído tus letras, he bajado a a tu mirada. He vuelto a mirar a los tipos de la bici, y me he quedado en el cruce. Luego, mi vista a fugado, con las luces de los semáforos y mente, viajó muy lejos, de tu imagen y tu voz...