martes, junio 01, 2010

El día en que lo entiendas



Tenemos la costumbre de intentar poner orden a nuestras vidas. Como si ello fuese una obligación.
Nos han educado para tener nuestra jodida vida ordenada y perfectamente organizada.
Desde un tenedor que no esta en su sitio, la ropa en el armario, la persona que queremos...
Todo ello debe estar donde nosotros queremos o donde ellos nos dicen que debe estar.
Cajas, estanterías, cajones, un puto hueco en mi corazón.
Como si cada cosa en nuestras vidas tuviese la obligación de estar en un sitio y en su momento preciso.
No dejar nada al azar.

Nunca nos paramos a pensar en el ciclo natural de las cosas, que cada cosa necesita su propio momento.
Si algo esta ahí, es porque debe estar ahí. Por algún motivo, pero esta ahí.
Aunque no sepamos porque, pero debe estar ahí.
Y estará el tiempo preciso, ni un puto segundo de mas ni por supuesto de menos.
Pelear contra eso solo nos causara dolor.
Deja que las cosas lleven su ritmo y ocupen su lugar ellas solitas.

12 comentarios:

Ana dijo...

Pero si lo he entendido!!

El conejito de la izquierda es el macho y el de la derecha es la hembra.
(Lo sé porque ellas suelen ser más grandes)
Se están besando.
(eso salta a la vista)

Y alguien está haciendo el signo de la victoria por duplicado.
¿Será el dueño de los conejitos?
¿Tendrá montado un negocio de cría de conejos y por eso está eufórico?
;)

Belén dijo...

Es que es difícil de entender, y algunos jamás se lo plantearán :)

Besicos

Stefany González dijo...

Esta foto me gusta casi tanto como tu moto ;)
Muy bien Alberto, hacía tiempo que no me encantaba una fotografia tuya. Para que luego digas que es que pongo el listón muy alto.

Un beso.

Alfa Cygni dijo...

Ama tu ritmo y ritma tus acciones
bajo su ley, así como tus versos;
eres un universo de universos
y tu alma una fuente de canciones.

La celeste unidad que presupones
hará brotar en ti mundos diversos,
y al resonar tus números dispersos
pitagoriza en tus constelaciones.

Escucha la retórica divina
del pájaro del aire y la nocturna
irradiación geométrica adivina;

mata la indiferencia taciturna
y engarza perla y perla cristalina
en donde la verdad vuelca su urna.

Rubén Darío

Gracias por volver, por estar aquí y por compartirte...

B.

Everything You Know Is Wrong dijo...

Lo ves? Alguien antes ya penso lo mismo.
Tampoco es tan complicado.
Simplemente es pararte y fijarte en las cosas que tenemos alrededor y las cosas y personas que ya no estan.
Todas marcaron una epoca y cumplieron su cometido.
Es bien jodido, pero todo tiene un principio y un fin.

Alberto Tallón dijo...

me peleo cada día conmigo mismo para intentar vivr así, más despreocupado, más relajado y disfrutando más de las pequeñas cosas, pero siempre acabo perdiendo...

saludos!!!

VolVoreta dijo...

Preciosas manos, por lo que tienen de únicas...con el tiempo, entenderán a su manera y tendrán opinión propia.

Te dejo un beso, Alberto.

Gonzalo dijo...

Sabes?

también lo bordas con los textos.
Un saludo, Alberto.

Anónimo dijo...

hemos sucumbido al final por lo que veo. discos, fotos y textos. biennnnn. un admirador

Everything You Know Is Wrong dijo...

No me admires, tio, te aseguro que no soy digno de ninguna admiración.
Aun asi gracias.

Fernando dijo...

Al final, el rio siempre vuelve a su cauce, los esfuerzos por desviarlo son inutiles.

lmanga dijo...

genial la fotografía y estoy completamente deacuerdo contigo.