jueves, julio 15, 2010

Pablo

Creo que en la vida hay muy pocas cosas que realmente merezca la pena preocuparse por ellas.

Se merecía él o ella que lloraras tanto su marcha?
Fue tan importante aquel examen como para las horas que nos quito de sueño?
Son esas personas tan grises que te rodean merecedoras de tanta atención como les dedicas?
Se merece esa multa que te han puesto que estés jodido ni un solo minuto?
Creo que no.
Creo que vistas las cosas con la perspectiva que el tiempo te da, pocas cosas merecen realmente la pena.


15 comentarios:

Alberto Tallón dijo...

Di que sí!

VolVoreta dijo...

Totalmente de acuerdo. Los niños forman parte de esa cortísima lista de "cosas" que vale la pena.

Foto bonita y original.

Te dejo un beso, Alberto.

Marga Herrán dijo...

Una gran verdad que acompaña a una foto muy chula! Un beso enorme :)

Luz dijo...

Cosas insignificantes, ¿verdad?

Vivir alegre, siempre. No hay nada que merezca más la pena que eso.

Gracias por el post.

Everything You Know Is Wrong dijo...

Es que es verdad.
Cuantas nimiedades nos quitan el sueño y no nos dejan ser felices...

Hitos dijo...

La foto es alucinante.

Anónimo dijo...

:)
La chivata

Everything You Know Is Wrong dijo...

Quien coño seras...

Anónimo dijo...

lo del coño va por mi?
pensaba que lo intuias
La chivata

Stefany González dijo...

Una foto preciosa.

Everything You Know Is Wrong dijo...

No es mi estilo pero gracias.
:-)

Anónimo dijo...

Una foto impresionanate al igual que la reflexion que haces.Un beso Alberto

Ismael martinez dijo...

Genial!!!
tanto las verdades como la magnifica toma

un fuerte abrazo

Hellag dijo...

lindíssima!com muito impacto também.
(ah, ainda não lhe dei os parabéns pelo título do blogue, fabulosa frase)

Penélope Sierra dijo...

Me gusta la expresión y la mirada que tienes. Me gusta.