martes, octubre 12, 2010

Hungary Red


Admito mi absoluta devoción por los maniquíes. Me parecen seres paranormales esperando el momento para someternos a todos a un nuevo orden internacional.
Como si todo fuese una impostura y estuviesen viviendo una existencia paralela aguardando una señal que les haga romper todos los escaparates y desfilar cual zombis en película de terror.
El titulo? Todo el fin de semana he visto teñirse Hungria de un rojo albero que me recordaba a las plazas de toros de este jodido pais que se esfuerza en auto convencerse de que la sangre que en sus ruedos se derrama es en nombre de la cultura o la tradición. Hungary red o Spain Red.
El mismo color para la misma barbaridad.

sábado, octubre 09, 2010