miércoles, junio 10, 2009

Señales

El otro dia lei en el blog de la brujita, una reflexion que me hizo pensar.
Dice que veia señales que le indicaban hacia donde debia tirar. Siempre adelante.

Pues bien, poco tiempo despues me encontre en el suelo semejante brujula dibujando el suelo.

La mia me marcaba hacia atras.
Le propuse una vez mas hacer algo conjunto ( a un post me refiero) y acepto.
Aqui os cuelgo el resultado conjunto.
Curioso porque tambien habla de mirar hacia atras, como la direccion de mi flecha:


Ayer sufrí un síndrome de abstinencia bestial. Estuve a punto de llamarlo.
¡Ah, muy bien! ¿y qué hubiera pasado?
(…)
Yo te lo diré. Él te preguntaría que tal estás, tú le responderías que lo echas de menos, entonces él correría a tu casa para verte. Palabras dulces, una noche bonita, momentos de pasión… y de madrugada se iría, tapándote con la sábana cálida en ese instante, pero que se convertiría en fría indiferencia después.
Sí, lo sé. No hay un proyecto entre nosotros. Nunca lo hubo.
Es un egoísta inmaduro. Te hace daño. Te mereces más.
Ya no sé… no sé…
Lo que tienes que hacer es un pedido al Universo.
¿El qué?
¿No has leído a Coelho? Cuando quieres algo con fuerza el Universo conspira para ayudarte a conseguirlo. Tú sólo has de fijarte en las señales que te lleven hacia él.
Ángela…
¡Es verdad! Inténtalo al menos. Escribe en un papel cómo quieres que sea ese Alguien Especial. Sé todo lo concisa que puedas, luego, entierra el papel en una maceta con flores.
¿Y después?
¿Después? ¡A esperar y fijarse en las señales que te lleven hacía él…!
¡Venga ya Ángela! ¿Me estás diciendo que escriba una carta a los Reyes Magos, pidiéndole a Ken?
No. No se lo pides a los Reyes Magos. Se lo pides a tus Guías y Maestros Celestiales.
¡Ah! Eso lo cambia todo…
No voy a enfadarme contigo. Esas respuestas tuyas son miedos y resistencias.
Ángela…
Bueno, tú eres libre para decidir ser feliz o desgraciada. Pero claro… para ser feliz hay que ser valiente.
Tal vez tengas razón. Quizás en el fondo me guste sufrir, o simplemente no sé lo que quiero, o…
O… o… o… Ellos no pueden intervenir si tú no lo pides. Es la ley del Libre Albedrío, pero recuerda: Feliz o desgraciada.
* * * * *
Estoy sentada en el parque, en un banco verde y desvencijado. La pintura ha saltado en algunas partes y las maderas del respaldo se mueven.
Acaba de pasar una niña correteando: ojos pícaros, sonrisa traviesa, pantaloncitos cortos, sombrero rojo. Ha debido “escaparse” aprovechando un descuido. Al llegar a las escaleras se ha calado el sombrero con ambas manos, como esperando que ese gesto le ayude a no perder el equilibrio.
(Me pido un sombrero rojo para restablecer el mío).
Oigo a una mujer llamarla. Al oír su nombre la pequeña ha subido ágil el último peldaño y sin girarse ha reanudado su fuga. Huye de unos brazos protectores y cálidos.
(Yo volvería a caer en Sus brazos, una y otra vez).
Si me escuchara Ángela… ¡Me mataba! Ángela, sus padres escogieron bien su nombre. Mi querida Ángela de la Guarda. Mi paciente y optimista amiga. Mi brújula y equilibrio de estos días…
Cómo decirle que carezco de su ingenuidad. Que ya no creo en nada. Que no me enamoraré de nuevo porque soy incapaz de sentir… cómo creer en pedidos al universo, hadas que conceden deseos, señales de Guías o Maestros, cuando todos estamos perdidos. Desconocemos guiarnos por las estrellas. Desconocemos incluso sus nombres. Estamos desconectados de la naturaleza y nuestro más profundo yo. Ángela, me gustaría creer pero… perdí la esperanza…
Cierro el bloc tapo el boli y guardo ambas cosas. Salgo del parque cabizbaja y sacudiendo las piedrecitas que se cuelan en mis sandalias. Un murmullo hace que levante la cabeza: Un chico se cayó y le han ayudado a levantarse. Se marcha sacudiéndose aún la ropa. Llego donde estaba él y veo algo brillar en el suelo: unas llaves.
Voy en su búsqueda, pero ha desaparecido. ¡Se lo ha tragado la tierra! ¿Dónde se ha metido? ¿Por dónde habrá ido?
Reparo en la sombra que ante mí se dibuja en el suelo: Una flecha…
Dudo. Miro hacia el cielo. Me encojo de hombros y echo a correr la dirección que marca la señal.
Al final de la calle veo una figura que viene caminando hacia mí. A medida que se acerca veo que es el chico del parque. Me detengo. Extiendo el brazo hacia delante y agito las llaves.
Me sonríe.
Le sonrío.

10 comentarios:

Everything You Know Is Wrong dijo...

Es un gran relato. Siento cada una de sus palabras como mias.
"recuerda: Feliz o desgraciada"

En eso estamos brujita...

Malvada Bruja del Norte dijo...

En eso estamos Alberto y tal vez no haya sido casual nuestro encuentro...

Un abrazo enorme y gracias de nuevo por hacerme partícipe de este proyecto.

Muaks!

Anónimo dijo...

Nada retengas.
Nada trabes.
Nada mezquines.
Déjalo ser.
La Existencia es un eterno transcurrir. Un eterno dejar ser.
Allí donde la mezquindad humana irrumpese desata el dolor y el sufrimiento.
Allí donde el temor se instala no deja prosperar ni evolucionar cosas ni seres hacia su plenitud posible.
Has abierto las manos y has sanado unas alas cubiertas con alquitrán, apelmazadas con viejos rencores, remotos episodios de odios y venganzas.
Así como has soltado esa noche, sigue soltando cada día, más y más, hasta desprenderte sinceramentede todo intento de control, manipulación, o dominio sobre algo o alguien.
Conviértete en un estado prístino de conciencia clarificada, en un mar extenso y transparente, pleno, y entrégate a la simpleza de Ser.
En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida: Sigue adelante.
Robert Lee Frost y yo...

Everything You Know Is Wrong dijo...

Pues TU y Robert Lee Frost sois sois jodidamente buenos....

Gonzalo dijo...

Como me ha gustado el Relato
...y muy apropósito la fotografía, Alberto.

Me sumo a esa teoría (+ó-).
Yo siempre he dicho que
"El Destino es Caprichoso".

Solo hay que estar con los ojos bien abiertos.

Un abrazo

Gonzalo dijo...

Como me ha gustado el Relato
...y muy apropósito la fotografía, Alberto.

Me sumo a esa teoría (+ó-).
Yo siempre he dicho que
"El Destino es Caprichoso".

Solo hay que estar con los ojos bien abiertos.

Un abrazo

Gonzalo dijo...

(?)
Por duplicado!
...
Será una señal?

Alberto Tallón dijo...

¡Formais un buen tándem! joder cuanta actividad en el blog, estoy dos días sin pasar y se me acumula la faena...

un saludo!

TO+ dijo...

Recuerda que hay sombra porque en algún sitio hay luz.
Un abrazo

VolVoreta dijo...

La foto es fantástica! buen ojo!

Te dejo un beso.