martes, abril 07, 2009

Lambrusco

Acabo de venir de comer con un amigo, posiblemente sea mi mejor amigo, aunque soy un desastre con las amistades y no las cuido aunque si las valoro.

Hemos estado hablando no de grandes cosas, de él, de mi y de lo que nos rodea . Falta nos hacia, o me hacia si soy sincero... Nos hemos tomado una botella de Lambrusco y nos hemos reído un buen rato. Es curioso pero con solo mirarme sabe que me pasa y me aconseja sin aconsejarme, me ayuda sin darse cuenta y me hace ver las cosas de una manera mucho mas fácil.

El Lambrusco, por supuesto, también ayuda. Realmente es un vino con casera pero en plan pijo, que tomado muy frío saca lo mejor de mi, me hace feliz un rato , y me atonta la cabeza lo que queda de tarde, que también es de agradecer.

He descubierto este vino italiano no hace mucho y su sabor me trae recuerdos a la cabeza. Con el he pasado los mejores momentos de los últimos meses. No muchos, pero momentos muy concretos. Me ha ayudado bastante a dar un paso mas y dejar cosas atrás. Me ha ayudado a devolver cosas que no eran mías pero que con solo verlas me mataban por momentos. Objetos inertes pero llenos de vida. Pequeños recuerdos de lo que no quiero que exista pero que existe y que aun me mata, y me mata, y me mata.... Eran esquirlas clavadas en la piel. Dejarlas atrás es un paso adelante aunque todavía me recorran las venas día y noche y no consiga sacarlas de mi.

Cuanto debes sacrificar de ti mismo por otra persona? Cuanto merece la pena sufrir por conseguir algo o por conseguir a alguien? Debemos de dejarnos llevar, entregarnos y no ser nosotros mismos por lo que creemos y queremos? Porque coño somos tan vulnerables a nuestros sentimientos?

Hay veces que me gustaría ser frío como las fotos que hago. Ver, fijarte en algo y disparar. Una imagen reflejada. Una porción de tiempo. Ninguna emoción, ninguna pasión, sin sentimientos. Nada mas. Que todo me diera igual...

Porque cuando se hacen dueño de ti, tu ya no eres tu.... Ya no eres nada.

6 comentarios:

Marta Arias dijo...

Joder, no te haces una idea de cómo me ha tocado lo que has escrito. Llevo tiempo sintiendo algo parecido, y realmente es una mierda. Las contradicciones se pelean en la cabeza hasta llegar a punto de hacerla reventar, pero no, no explotan, se paran, cogen fuerzas, y cuando estás descuidado atacan de nuevo.

A la próxima botella de lambrusco me apunto yo también. O, en versión más de crisis, a repetir la mañana de domingo en el Rastro, que algunos no nos vamos de vacaciones y nos toca pringar aquí.

Gonzalo dijo...

No cambies! Tampoco podrás por mucho que lo intentes; eso sí!, quizás logres barnizarte un poco, impermeabilizarte, pero no conseguirás engañar a nadie. O sufrir menos. Porque entre otras cosas, tambien disfrutarías la mitad que cualquier otra persona, dejando de ser como eres. Y esto no va contigo.
La "madera" seguirá siendo la misma y sabes? me da que es buena.
Así que tranqui! porque aunque se astille o la astillen, merece la pena ser así.
Genial tu Entrada! Ahora entiendo que tus fotos no sean frías. Que no solo ves, te fijas en algo y disparas (aunque así lo digas).
Es tu reflejo de una imagen. Una porción de tiempo/de tu tiempo.
Emoción, pasión, sentimientos.
Todo eso.
Se comprueba que nada te da igual...

Everything You Know Is Wrong dijo...

Gracias chicos.... Un abrazo fuerte fuerte..

Kacho dijo...

Hay que tenerlos muy bien puestos para desnudarse así por escrito y dejar todo salir. Un abrazazo.

VolVoreta dijo...

Hacía mucho tiempo que no escribías...habrá que agradecérselo al Lambrusco?

Creo que uno debe de ser, sobre todo, fiel a sí mismo.

Te dejo un beso.

Ana dijo...

Cuando leí este post te escribí un comentario (nadie lo había hecho aún). Decía algo parecido a ésto;

Alberto,
ésto no ha hecho más que empezar. Una canción, un objeto, un recuerdo, un sabor... te pondrán de rodillas cuando menos te lo esperes. El dolor volverá multiplicado por dos o por cien porque cuando te confíes tus defensas se relajarán y no estarán ahí para combatirlo (el dolor).
(Y te hablo por experiencia)

Mientras, tendrás que sobrellevarlo como buenamente puedas: en silencio si no quieres tener que bregar con frases hechas de "ánimos y consuelos manidos" o echarle arrestos y exponerlo como has hecho (y que sea lo que Dios quiera) para que el dolor no eche raíces en tu interior.

Si tienes suerte (mucha suerte, porque escasean) contarás con amigos con criterio y respeto (Marta Arias, Gonzalo, Kacho y Volvoreta son buena muestra de ello), que te dirán lo que hay y que como saben que no se puede hacer nada por evitártelo (el dolor), estarán ahí, compartiendo Lambrusco y tendiéndote su mano cada vez que la necesites para levantar otra vez tus ánimos del suelo.

Me vine abajo antes de enviarlo.
(Tú post me dobló en dos)
No sabes cómo siento no haber estado en condiciones de tenderte en esta ocasión mi mano.
(Y cómo me alegro de saberte tan bien acompañado y querido)

Y ahora las GRACIAS.

GRACIAS,
Por el maldito post del Lambrusco (disculpa pero es cierto. Un golpe físico no me hubiera hecho tanto daño como lo hizo este post) Gracias, decía, porque este post drenó (por fin!) la herida, que por lo visto, se estaba infectando debajo de la costra (mi costra).

Durante días creí que no podría volver a escribir(te) nada.

Y GRACIAS, por las palabras que me has dejado en mi blog:
"Lo unico que quieres es poder respirar porque no hay consuelo en nada ni en nadie..."
Qué razón tienes!

Necesito añadir algo muy importante pero GONZALO me ha quitado las palabras de la boca.
Así que, suscribo cada palabra que te ha escrito (gracias Gonzalo)
:)

No cambies.
Por favor, por favor, por favor!.

Como bien dice Volvoreta;
"Sé fiel a ti mismo".
Mereces mucho la pena
(esto lo añado yo ;)

Un abrazo y un ronroneo.

PD; Amor, la próxima vez que te de por escribir, mira de poner un "Danger" al principio. Así me protejo antes!
;)
Ni se te ocurra, eh?!
Escribe lo que necesites y cuando lo necesites.
La próxima vez procuraré estar más cerca del suelo para que el golpe sea más suavito ;)

Un beso "rasposo".