jueves, julio 17, 2008

El lavabo y yo.

Es curioso lo sencillas que pueden ser las cosas. Un simple baño alicatado en blanco. Un espejo. Las lineas nos engañan la perspectiva (jodida palabra) y nos hacen bajar la mirada.
Alguien se llevo el cacharro del jabon. Era inutil en ese sitio. Imposible lavarte las manos y menos la consciencia (tambien jodida palabra) en ese sitio.

1 comentario:

mondelo dijo...

...esta es...sencillamente...GENIAL! y la descripción...terapéutica!
(te lo aseguro) es aquello de "A mal tiempo, buena cara".
Un saludito