domingo, julio 20, 2008

Los Peces y el Sombrero.


Sry Lanka, Enero 2006.
Lo he pensado cientos de veces y cientos de veces sabia que sufriria. Desde el primer momento, incluso antes.
Es de esas pocas, poquitas personas que brillan dentro de la monotonia, que brillan entre la multitud.
Es de esas personas que gusta de oir como te habla, que gusta como se expresa, que pierdes el hilo de la conversacion porque terminas invadido, abrumado, extenuado por el suave tono de su voz.
Por su vocecita y esa manera de tratarte.
No sabes porque pero, irradian vida y deseas estar siempre cerca porque cerca es donde estas mas tranquilo, es donde eres feliz. Estas donde crees debes estar, donde necesitas estar.
Necesitas de su mirada, porque sus ojos te hacen sonreir, se hacen dueños de ti y sin ellos..
Joder, sin ellos los mios lloran...

3 comentarios:

mondelo dijo...

El encanto de las fotos en blanco y negro...!
llorar es MUY sano, nos limpia por dentro y nos permite, con el tiempo, cuando salgamos a la calle podamos ver más ojos brillantes.
(Devuelve las zapatillas negras y comprate unas rosas)
Un saludito

Everything You Know Is Wrong dijo...

Hola, con tu permiso voy a usar esta frase tan bonita. Un saludo y mete una foto ya. Vamos...

mondelo dijo...

pensé que te habías comprado las zapatillas rosas.....
pero he visto Marrakech iluminado por tantas miradas que me siento menguar como la luna de esta noche (aquí ha salido roja por el horizonte).
Es un honor...me cuelgo la medalla en el escote.
Las zapatillas rosas estaban dentro de las negras...veo que te las has puesto!
Un saludito