lunes, julio 21, 2008

Marrakech, tambien de noche.

Llorar es MUY sano, nos limpia por dentro y nos permite, con el tiempo, cuando salgamos a la calle podamos ver con ojos más brillantes. (Volvoreta)

1 comentario:

mondelo dijo...

...veo Marrakech iluminado por tantas miradas que me siento menguar como la luna de anoche (aquí salió roja por el horizonte, emergiendo del mar).
Es un honor que mis palabras cuelguen de esta foto...
como un collar en el escote de una sirena.
gracias